Buscar
  • Conexión Turística

“Del pingo al tango”, restaurante versátil donde chicos y grandes conviven sin armar “panchos’’

· “Conexión Turística” tuvo el honor de ser invitado a un lugar que, por concepto y filosofía, no tiene igual. Hablamos de una joya encontrada en Avenida Universidad en la colonia del Valle para chicos y grandes.


Por Cairo Bermúdez



Con la implementación de las vacunas, muchas personas vuelven a tener confianza en visitar, convivir y comenzar la vida social dentro de su entorno favorito, pero con miras a expandirse y ver qué hay de nuevo en la localidad. Así muchos empresarios y sobre todo el sector de hospitalidad y servicios ha abierto nuevamente sus puertas para recibir a todas las personas que regresan a experimentar los placeres de algún platillo en un restaurante o mirar una película en pantalla grande como lo ofrece el cine.


“Conexión Turística” tuvo el honor de ser invitado a un lugar que, por concepto y filosofía, no tiene igual. Hablamos de una joya encontrada en Avenida Universidad en la colonia del Valle donde chicos y grandes pueden convivir sin interferir en las actividades del otro. Un lugar tan versátil y divertido como lo es el reflejo de su mismo nombre, “Del Pingo al Tango”. ¿Habías escuchado hablar de él? Lo presentamos…


Las sorpresas no cesaron desde el momento en que pusimos pie en este fabuloso lugar; de entrada por el nombre, tal vez se espera encontrar algo muy argentino, con tangos como música de fondo, parrillas y olor a cortes de res pero no fue así, por el contrario, encontramos un lugar con música moderna, animada con un DJ, barras de cocteles y al fondo del lugar el área donde surge la magia de la creación de platillos.



Se divide en varias zonas para comensales: una terraza en un nivel elevado de la plaza, una sala privada para grupos reducidos, un área de comensales frente a la barra, un segundo nivel dentro del recinto y un área de juegos dividida por un pasillo cubierto con cristales de alto calibre de piso a techo para dividir, sin perder la visual, el área donde seguramente pasarán los ‘pingos’ la mayor parte del tiempo, mientras los adultos disfrutan de sus platillos, el ambiente, los cocteles y los tragos.


Aquí viene lo más importante y apetecible del lugar, el menú. Posee un menú ‘Terramar’ que te invitará a degustar toda la variedad propuesta, ya que cada uno de los platillos que pidas lleva algo especial que te hace pensar que lo que sigue será igual o mejor en cuestión de sabor.



‘Conexión Turística’ tuvo la oportunidad de degustar lo siguiente: como platillos de entrada empanadas de carne y espinacas, acompañadas con una salsa chimichurri especial, aunada con una ensalada de hojas mixtas de lechuga con fresas, nueces caramelizadas bien balanceadas y un aderezo de la casa que hacia explotar el sabor.


Por el lado marino, las tostadas de atún con un toque de chile serrano estaban en su punto y al centro, un sartén rústico pequeño de queso provoleta, crocante por fuera y cremoso por dentro acompañado de las clásicas tortillas de harina norteñas y de maíz tradicionales de la región centro de este tan diverso y grandioso país.


Para seguir despertando su curiosidad y sobre todo el apetito voraz que cada uno de los mexicanos experimentamos de vez en cuando y sobre todo para los turistas que visitan México en busca de diferentes sabores culinarios, llega a la mesa un corte ‘Tomahawk’ que hasta hacia ruido por el proceso de cocción que continuaba, este corte fue acompañado con papas a la francesa y por otro lado puré de papa con habanero, tan picosito delicioso que no puedes parar de acompañar con éste tan extraordinario corte de res tus bocados.



Este cortesito voló entre los carnívoros que estaban presentes y la grasita que quedó en el hueso fue rápidamente procesada en calor para terminar de limpiarlo y hacer taquitos de ello, toda una experiencia de sabor extraordinaria.


Para terminar la sobremesa y seguir picando algo, que como comenté al inicio de esta nota, ‘Conexión Turística’ mando sus mejores ‘colmillos’ para degustar las opciones de este lugar; todavía el gerente envió camarones montados en coco acompañados de una salsa cremosa.


Aquí ya no hay palabras para describir lo degustado y por respeto a nuestros lectores aquí se detiene el relato de la experiencia vivida en ‘Del Pingo al Tango’, haciendo la invitación a los lectores de darse la oportunidad de explorar este lugar sin igual, con la garantía de que los chefs saben perfectamente como manejar las propuestas de Mar y Tierra de una manera equilibrada y que potencializa el sabor. Con un gran trago de carajillo, despedimos a nuestros lectores deseándoles, ¡Buen provecho!
















68 visualizaciones0 comentarios