top of page
Buscar
  • Foto del escritorConexión Turística

Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial: Puebla

Actualizado: 23 oct 2023

  • Continuando con nuestra serie de “Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial”, en orden cronológico, es el turno del Centro Histórico de Puebla, ciudad que ha sido distinguida por la UNESCO con tres reconocimientos.



Por Sergio Palma


La ciudad de Puebla fundada en el siglo XVI, ha sido distinguida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (UNESCO) con tres reconocimientos por su Patrimonio Material e Inmaterial y su potencial creativo: en 1987, el Centro Histórico como Patrimonio Mundial, en 2015 como Ciudad Creativa del Diseño y en 2019 por el proceso artesanal de la talavera en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial compartiendo el nombramiento con Tlaxcala y con la cerámica de talavera de la Reina y el Puente del Arzobispo de España.


Continuando con nuestra serie de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial, en orden cronológico es el turno del:


  1. Centro Histórico de Puebla

La ciudad se fundó un 16 de abril de 1531 bajo el nombre inicial de “Ciudad de los Ángeles”, modificándose posteriormente a “Puebla de los Ángeles” para finalmente quedar como “Puebla de Zaragoza”.


Fue asentada sobre un extenso valle y custodiada por tres imponentes volcanes (Popocatépetl, Iztaccíhuatl y la Malinche), paso forzoso y lugar de descanso entre la ciudad de México y el puerto de Veracruz.


La traza de la ciudad a cargo del fraile franciscano Toribio de Benavente, “Motolinía” fue reticular, al centro una plaza mayor delimitada por edificios de los poderes religiosos y civiles, de donde parten calles rectilíneas.


La Catedral, de sobrio estilo herreriano, es la segunda más grande de México.

Otro de los edificios de relevante importancia es el Templo de Santo Domingo y en particular la capilla de la Virgen del Rosario, “La octava maravilla del mundo” considerada como excepcional joya del arte virreinal.


Hermosos inmuebles abren sus puertas al visitante como la Casa del Dean con su pintura mural del siglo XVI, la Casa de los Muñecos con sus figuras forradas de azulejos, la Casa del Alfeñique del Siglo XVIII, el Colegio de San Pedro y San Pablo, el Colegio del Espíritu Santo (hoy sede de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla) y la Biblioteca Palafoxiana reconocida como la primera de las Américas entre muchos otros.


La declaración del Centro Histórico de Puebla como Patrimonio Mundial en el año 1987, registró 2,619 inmuebles catalogados, en 391 manzanas con una superficie de casi siete kilómetros cuadrados, abarcando bienes inmuebles civiles, edificios públicos y aquellos dedicados al culto religioso.


Se le concede valor excepcional por la armonía de su arquitectura, y su traza reticular. El diseño del Centro Histórico tuvo gran influencia en la creación de ciudades coloniales en el país, considerándosele una red urbana intacta, y su autenticidad se hace patente en su diseño renacentista y muchos de los inmuebles que permanecen a través de los siglos como la Catedral, el Palacio Arzobispal y otros bellos recintos.


Recientemente en junio de 2015 su archivo municipal obtuvo otra declaratoria de la UNESCO en la categoría de “Memoria del Mundo”, el primero en México en recibir este nombramiento.


Algunos notables edificios, han sido convertidos en restaurantes especializados en la típica gastronomía poblana para deleite de todos los paladares, armónicamente convive el mole poblano, con los chiles en nogada, cemitas y chalupas poblanas o los tacos árabes ofreciendo para terminar, cocadas, gaznates, jamoncillos, camote, muégano, o tortitas de Santa Clara.


Foto: Portal 360


Esa generosa gastronomía poblana ha llevado a Puebla a ser parte de la Red Internacional Gastronómica Delice Network integrada por 22 ciudades del mundo con gastronomía excepcional, y al nombramiento como “Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica 2022-2023”.


Rica también en artesanía es la oferta de la ciudad, se ofrecen bellos textiles de piezas bordadas en telar de cintura y teñidos con colores naturales provenientes de plantas endémicas, barro policromado, barro bruñido, papel amate, cestería, talavera y piezas en ónix. Sin duda el mejor lugar para observar y visualizar artesanías en esta ciudad es el bohemio Barrio del Artista para conocer los talleres de los pintores y artistas que trabajan a la vista del público o bien “El Parián” que es el mercado de artesanías más famoso de la Ciudad de Puebla.


Es considerada la cuna del barroco mexicano, un estilo europeo que, en México, alcanzó su esplendor y que se desarrolló desde la arquitectura, pintura, escultura y música, hasta la forma de vestir, y para ello que mejor que visitar el fascinante Museo Internacional del Barroco.


Foto: Anafre Rojo


Actualmente, el área metropolitana de la ciudad de Puebla tiene cerca de 2.4 millones de habitantes (2020), una ciudad moderna, pujante, en donde además de su Centro Histórico, ofrece al visitante diversión como en el Callejón de los Sapos, Boulevard Juárez con sus múltiples bares, discos y antros, el Parían, los túneles secretos, la Estrella, una ciudad que complementa todo su patrimonio con actividades para chicos y grandes al alcance de todos los bolsillos muy cerca de la ciudad de México.


Por cierto, si deseas saber más sobre nuestras Ciudades Patrimonio Mundial, te recomendamos asistir del 7 al 9 de julio próximos en la ciudad de San Luis Potosí al Festival de Ciudades mexicanas Patrimonio Mundial 2023, que se celebra cada año en diferentes ciudades de la Asociación Nacional de Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial A.C.


Da click en la imagen y visita City Explorer




161 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page