top of page
Buscar
  • Foto del escritorConexión Turística

Xochimilco, destino turístico, y su identidad cultural; Ciudades Mexicanas Patrimonio Mundial

  • La fiesta más importante del año en Xochimilco es el cambio de Mayordomía del Niñopa o Niñopan, conocido también como el Niño Peregrino o el Niño del Pueblo, se realiza cada 2 de febrero en la Fiesta de Presentación del Señor.

Por Sergio Palma, Colaborador Especializado 



La fiesta más importante del año en Xochimilco es el cambio de Mayordomía del Niñopa o Niñopan (indistintamente), conocido también como el Niño Peregrino o el Niño del Pueblo, que se efectúa cada 2 de febrero en la Fiesta de Presentación del Señor.


A las 12:00 horas en el atrio de la hoy Catedral de San Bernardino de Siena en Xochimilco, ante un promedio de 15,000 asistentes se lleva a cabo el cambio de mayordomía del Niñopan; se trata de una pequeña figura de 51 centímetros de largo y peso de poco más de medio kilogramo sin vestir (598 gramos), vivaces ojos de vidrio, piernas flexionadas de manera discreta, el brazo derecho bendiciendo en alto y el izquierdo en actitud dadora.


Es una representación elaborada por artesanos xochimilcas en 1577 (aún hay controversia con el año) en el convento franciscano de San Bernardino de Siena, nariz y orejas de tamaño pequeñas, diseñado para  sentarse y acostarse  representando la segunda imagen religiosa elaborada en el continente americano después de la Virgen de las Mercedes en Perú.


El material de que está elaborado el Niñopa es de madera colorín, un árbol no endémico, pero presente en la zona de Xochimilco.



 El acto se celebra con toda la solemnidad, interviniendo por esta única ocasión en el año la Iglesia. El Obispo recibe y entrega al Niñopa de los Mayordomos salientes y de los entrantes respectivamente.

 

Música de mariachi, bandas de viento, estudiantina, papel picado por las calles que lo conducirán a su nueva morada, cohetes, fuegos artificiales, y el alegre baile y música de los Chinelos, componen el entorno en que la figura es conducida a su nuevo hogar.


Testigo de hechos históricos, sociales y religiosos de nuestro país ha jugado importante papel  Xochimilco, se dice que el Niñopan fue utilizado por el evangelizador como recurso didáctico en las fiestas de Navidad y Posadas desde el siglo XVI, posteriormente, en la Independencia y la Revolución es custodiado por el propio pueblo a quien pertenece, ya que no se atribuye su propiedad a la Iglesia.



El Niñopa, es reconocido por los fieles por sus milagros, especialmente en caso de enfermedades, por lo que visita periódicamente a enfermos en sus casas o centros de salud públicos y privados.


El Niñopa en cifras:

Varias toneladas de artículos varios son el patrimonio del Niñopa que reciben los nuevos Mayordomos en un cuidadoso inventario perfectamente pormenorizado.


Los aspirantes a Mayordomos tienen que registrarse en una lista que alcanza hasta 45 años hacia adelante; el registro se hace con alguna persona de su descendencia por si el primero muriera antes de llegar a tener la distinción de ser el Mayordomo.


El Niñopa llega con más de 5,000 ropones a su nueva casa, más juguetes, cunas, cuadros, y muebles entre otros enseres, se dice que hasta cuenta con algún auto.

 El nuevo Mayordomo aparte de haber adaptado su casa, debe poseer una solvente posición económica para hacer frente a los gastos que involucra tan alta distinción, debe contar con nueve posaderos quienes harán las nueve posadas y la arrullada del mes de febrero próximo.


El nuevo Mayordomo ofrece comida a todos los asistentes en la fiesta del cambio de Mayordomía, en la que, dicho sea de paso, está prohibido el consumo de bebidas alcohólicas, evento al que no se requiere invitación, puede llegar a la celebración cualquier persona que así lo desee.


 Se dice que el rostro del Niñopa es de color rosado originalmente. Palidece ante pleitos, delincuencia, malos momentos económicos, o cualquier situación que refleje malestar en la población que lo venera, cambiando también de color cuando está contento.


Hay quienes afirman que la actual figura del Niñopa no es la original, sin embargo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), que periódicamente hace las restauraciones necesarias a la figura, ha autentificado el material y la antigüedad de la figura que considera en más de 400 años.


Cada año es sometida en el taller de escultura policromada a mantenimiento durante aproximadamente dos semanas, durante las cuales la devoción no deja de estar presente recibiendo continuamente ofrendas de juguetes, flores, o juguetes en las frecuentes visitas de los devotos xochimilcas.


El Niñopa también tiene una gran carga de trabajo durante el año, visita los hogares xochimilcas, a los enfermos, está presente en la misa dominical en Catedral de Xochimilco, y las celebraciones importantes, incluso eventualmente cumple con compromisos de otras diócesis como la misa a la que fue invitado a la Catedral Metropolitana de la ciudad de México.



El Niñopa representa un elemento identatario del pueblo xochimilca a través de una figura sagrada que ha perdurado a través de los siglos, transmitida inicialmente por tradición oral, y tan bien organizada que tiene funciones muy bien definidas en diversos niveles:


Mayordomía: matrimonio xochimilca, católico, de buena reputación y con suficiente solvencia económica para hacer frente a todos los compromisos derivados de la mayordomía, que solicita el cargo en una lista que en ocasiones es superior a cuarenta años; en caso de disolución del matrimonio o muerte de alguno de los cónyuges, la obligación pasa a la descendencia, ya que es un compromiso que se adquiere no de manera personal o matrimonial, sino de la familia.


Posaderos: Invitados al cargo por los mayordomos con aproximadamente diez años de antelación, son elegidos entre vecinos, familiares o recomendados que desean desempeñar el cargo, siendo atribuciones, indispensables católicos y haber demostrado un modo honesto de vivir, de conducta intachable, y gran solvencia económica al igual que el mayordomo, ya que entre las funciones de cada posadero es atender y dar de desayunar y comer a más de un millar de personas que acuden a su posada o la celebración del 6 de enero; hay que hacer frente también a la misa, música, chinelos, invitaciones, etc.


Hospederos: Es quien pide en custodia al Niñopa por espacio de un día para llevarlo a casa y agradecerle o pedirle algún favor especial; ofrece también misa, rosario, desayuno, comida, cohetes chinelos y demás.


El 2 de febrero, también día de la Candelaria y del cambio de Mayordomía, se bendicen las semillas pidiendo buenas cosechas, las velas para caso necesario de enfermedad o muerte en el ciclo que recién inicia ese día, y se Consagran a los Niños Dios en cada hogar.


Una maravillosa celebración que ha fortalecido la identidad cultural y la cohesión del pueblo xochimilca por varias centurias. Gocémoslo

 

 

43 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page