Buscar
  • Conexión Turística

Inaugura turismo espacial, primer vuelo de “Virgin Galactic”, con Richard Branson a bordo

· El multimillonario británico Richard Branson cumplió su sueño de toda una vida y voló unos minutos en el espacio a bordo de su avión- cohete.


Foto de Virgin Galatic


17 años después de fundar su empresa Virgin Galactic, el multimillonario británico, sir Richard Branson, cumplió su sueño de toda la vida al volar unos minutos en el espacio, a bordo de su avión-cohete, a una altitud de 86.1 kilómetros de la tierra y aterrizar con éxito tras una misión de una hora, vuelo con el cual se inauguró el turismo espacial.


El evento, que marca una nueva era, dio inicio en el aeropuerto Spaceport America de la ciudad de Truth or Consequences, Nuevo México, Estados Unidos, de donde despegó el avión-doble Virgin Galactic, tripulado por dos pilotos, acoplado con el cohete VSS Unity, que transportó a Richard Branson y a otros tres pasajeros.


Branson se elevó sobre el desierto de Nuevo México a bordo de su avión cohete Virgin Galactic y volvió a salvo en el primer vuelo de prueba con tripulación completa del vehículo al espacio, hito simbólico para una empresa.


De acuerdo con información de las agencias de noticias EFE, Reuters y AFP, el enorme avión que transportaba la nave espacial realizó un despegue horizontal desde la base Spaceport America y una vez que alcanzó cerca de 15 kilómetros de altura, la nave se desprendió e inició un ascenso supersónico a 3 mil 700 kilómetros por hora, hasta superar los 80 kilómetros de altitud, punto establecido en EU para la frontera espacial.


Para presenciar el lanzamiento, se dieron cita ejecutivos de la industria espacial, futuros clientes y demás invitados, en una reunión festiva, transmitido en vivo en una presentación organizada por el presentador de televisión Stephen Colbert, aunque la señal falló y no se pudo observar la transmisión desde la nave en tiempo real.


El VSS Unity alcanzó una velocidad de Mach 3 (el triple de la velocidad del sonido) tras ser liberado del avión nodriza, el VMS Eve. El VSS Unity alcanzó el espacio, según una de las definiciones de esta frontera, llegando hasta una altitud de 86,1 kilómetros, antes de iniciar un descenso suave que culminó con un aterrizaje en la pista del Spaceport.


A bordo de la nave viajaron Beth Moses, instructora jefa de astronautas; Colin Bennett, ingeniero principal de operaciones de vuelo; Sirisha Bandla, vicepresidenta de operaciones de investigación; y Sir Richard Branson, fundador de la compañía y empresario visionario, filántropo y aventurero. Los pilotos de la nave fueron Dave Mackay y Michael Masucci. A bordo del avión nodriza, el VMS Eve, los pilotos fueron Kelly Latimer y CJ Sturckow.


El domingo 11 de julio de 2021, el avión espacial VSS Unity, de la empresa Virgin Galactic, llegó con éxito al espacio y regresó a la Tierra, materializando así el cuarto vuelo espacial de la compañía con propulsión a cohete. Este fue el vigésimo segundo vuelo de prueba del VSS Unity y el primero en llevar a bordo una tripulación completa (6 personas), incluido el fundador de la Compañía, Richard Branson.


Foto de Virgin Galactic


En Spaceport America, estructura futurista construida en medio del desierto y base de operaciones de Virgin Galactic, se vivió júbilo tras años de trabajar en la meta de vuelos espaciales comerciales.


En este aeropuerto, de propiedad estatal en Truth or Consequences se habían completado recientemente tres vuelos de prueba al espacio, algunos con personas a bordo, pero el de ayer fue el primero “completamente tripulado” y con su fundador y principal inversionista a bordo. Branson tuvo como misión evaluar la experiencia de los futuros clientes de los vuelos espaciales que haga Virgin Galatic.


Otros multimillonarios ya han estado en el espacio en la década de 2000, pero a bordo de cohetes rusos. Branson fue el primero de los que forman parte de “la carrera espacial de los millonarios”, como los medios estadounidenses han llamado a las iniciativas espaciales que encabezan Jeff Bezos, hasta hace unos días director ejecutivo del gigante Amazon, y Elon Musk, fundador de la firma de autos eléctricos Tesla.


Branson, de 70 años, aseguró que no existe tal carrera y rivalidad, e incluso Musk, fundador de la firma privada SpaceX, fue uno de los asistentes al despegue y le deseó buena suerte en un mensaje de Twitter.


A su vez, Bezos, quien en unos días más viajará también al espacio en la nave New Shepard, diseñada y construida por su compañía Blue Origin, señaló este fin de semana que los de Virgin Galatic no son exactamente aviones espaciales, y dijo que es aceptado mundialmente que por arriba de la línea imaginaria de Karman, situada a 99.7 kilómetros de la Tierra, está el espacio exterior y debajo la atmósfera terrestre.


Virgin Galactic espera empezar sus viajes el próximo año con clientes que han pagado hasta 250 mil dólares. Según la compañía, lleva recaudados 80 millones de dólares en ventas y depósitos.


El banco de inversión UBS ha estimado que el valor potencial del mercado del turismo espacial alcanzará los 3 mil millones de dólares anuales para 2030. Pero probar que los viajes en cohete son seguros para el público es clave.


Foto de Virgin Galatic

49 vistas0 comentarios