• facebook
  • googlePlaces
  • twitter

Petén 18, Narvarte, 03020, Ciudad de México, México

©2017  -  Updated Conexión Turística

Archive

Please reload

Tags

Please reload

5 razones para descubrir la Amazonía peruana en crucero

March 23, 2019

Las embarcaciones de Jungle Experiences Amazon River Cruises brindan la oportunidad de navegar a todo lujo por una de las principales arterias del planeta.

 

El punto de embarque de estos cruceros es Iquitos, ubicado al norte de Perú, al que se puede acceder en vuelo directo si se viaja desde Lima o Cusco.

 

 

Perú es el segundo país con la mayor extensión del bosque tropical más enigmático del mundo, el Amazonas. Su río, el más caudaloso y largo de la tierra, con una longitud de 6 mil 400 km nace en esta región, al desembocar los ríos Marañón y Ucayali; en este sitio se encuentra la Reserva Nacional Pacaya Samiria, una de las áreas protegidas más grandes del planeta a la cual se puede acceder por medio de cruceros de río que invitan al viajero a explorar la zona en una travesía única.

 

Jungle Experiences Amazon River Cruises, a través de sus embarcaciones Zafiro y La Perla, brindan los mejores itinerarios de viaje al incluir cómodas instalaciones (difíciles de encontrar en esta zona), comida típica local, excursiones nocturnas, caminatas a comunidades nativas, nadar con delfines, entre otros. Además, ambos cruceros pueden complementarse con un recorrido 360° para conocer Perú a través de su desierto, arquitectura inca y selva. Los vuelos directos desde Lima y Cusco a Iquitos, el punto de embarque, permiten acercar al viajero a la aventura.

 

Por si estas razones, no son suficientes para convencer al viajero de conocer este enigmático lugar, se enlistan a continuación otras:

 

1. Relajarse para conectar con la naturaleza. A bordo de Zafiro, el viajero puede tomar un terapéutico masaje para liberar el estrés y dejarse llevar hacia la mágica travesía mientras observa el increíble atardecer amazónico, rodeado de exuberante vegetación reflejada en su caudalosa agua que junto con el sol crean una paleta de colores que van del naranja al marrón. El jacuzzi, situado en la parte exterior de la embarcación será el complemento ideal para dejar atrás las preocupaciones. La Perla, por su parte, guía al pasajero a una máxima sensación de tranquilidad al relajarse en su tradicional área de hamacas o subir a la privilegiada cubierta de observación donde la naturaleza ofrece un paisaje espectacular acompañado de sonidos únicos del  Amazonas.

 

 

2. Probar nuevos sabores. En este bosque tropical se combinan ingredientes únicos que dan como resultado una diversidad de platillos que pueden degustarse a bordo como el Inchicapi de maní, una sopa tradicional del Amazonas preparada a base de sacha inchi (maní peruano) que se complementa con palmito crujiente, típico del sitio o Tacacho con cecina elaborado con plátano verde y cecina de cerdo al que le añade ensalada de chonta (vegetal originario que logró ingerirse gracias a su domesticación). Por supuesto, para complementar estos manjares el clásico Pisco Sour no debe faltar en la elección del menú.

 

 

3. Descubrir nuevas formas de vida. La Amazonía alberga un tercio de la especies del planeta, entre las que se encuentra el 20 por ciento del total de aves, 427 mamíferos y 40 mil especies de plantas. Durante las expediciones en bote o las caminatas a pie, actividades disponibles en ambos cruceros, el viajero puede observar al Martín pescador, el oso perezoso, el caimán o la anaconda, pescar pirañas en espacios idóneos (que no afectan al ecosistema) y nadar con los endémicos delfines rosados. ¡Toda una aventura!

 

 

4. Acceder a comunidades nativas. Jungle Experiences permite al viajero encontrarse con nuevas culturas y tradiciones. A través de una expedición, los visitantes pueden participar en una auténtica ceremonia con chamán hablada en su dialecto autóctono kukama kukamiria para conectar aún más con la naturaleza al mismo tiempo que desintoxica su cuerpo con medicina natural y se encamina a una completa sanación espiritual.

 

 

5. Explorar  una de las áreas protegidas más grandes del mundo. La Reserva Nacional Pacaya Samiria comprende una extensión de 2 millones ochenta mil hectáreas que acogen a más de mil especies animales, entre ellos los anteriormente mencionados, y un aproximado de novecientas plantas silvestres como el caucho o la chambira, usada por los pobladores para tejer hamacas y hasta bolsos. Aunque existen alrededor de doscientos poblados como la comunidad nativa Kukamakukamiria, los cruceros de Jungle Experiences acercan al explorador a los lugares vírgenes que aún se preservan en este rincón del planeta. ¡Difícil de creer pero cierto!

 

 

Llegó la hora de aventurarse y conocer lo que la selva amazónica tiene para ofrecer.

 

FB: @JungleExperiencesCruises

Twitter: @J_experiences

Instagram: @jungleexperiences

www.junglexperiences.com