top of page
Buscar
  • Foto del escritorConexión Turística

“Nearshoring” impulsa a la industria de dispositivos médicos en México

·         Existen retos en materia de regulación para que la industria siga creciendo. Urge regularizar las normas en tecnovigilancia para hacerlas compatibles con las internacionales.

 

·         Telemedicina, inteligencia artificial, análisis predictivo a través de Big Data y IoT, son algunas de las tendencias que impactan al sector.

 


El fenómeno del “nearshoring” en México, y particularmente en Jalisco, está impulsando la industria de dispositivos médicos, aunque aún existen retos en materia de regulación para que su desarrollo sea exponencial, afirmó Carlos Salazar Gaytán, presidente de la Asociación Nacional de Proveedores de la Salud y director de Medical Expo.

 

Durante Medical Expo Guadalajara 2024, celebrada el 20 al 22 de marzo pasado en la perla tapatía, Salazar explicó que ya hay empresas transnacionales establecidas en el corredor del Bajío, en Aguascalientes, Puebla y Ciudad de México.

 

“México a nivel nacional, y particularmente en Jalisco, está renaciendo con una nueva propuesta de mejora en materia de nearshoring; hemos visto cómo empresas internacionales empiezan a colocarse en el corredor del Bajío, en Jalisco, Aguascalientes, en Puebla y Ciudad de México, para empezar a promover de manera diferente y potencializar el fenómeno del nearshoring a lo largo de la República”, destacó.

 

Al primer trimestre de 2023, comentó, en Jalisco se registró 47 por ciento de todas las inversiones extranjeras que llegaron el país, lo cual quiere decir que esta entidad está en un nivel muy competitivo en materia de nearshoring.

 

Guadalajara registró la mayor demanda por nearshoring durante el primer trimestre del año, con más de 77 mil metros cuadrados. La región noreste se mantiene activa, con Monterrey y Saltillo, como el segundo y tercer mercado, respectivamente, con más transacciones por nearshoring.



“Lo anterior indica que empieza la llegada del nearshoring a las zonas centrales del país derivado de la falta de espacios en el norte”, señaló.

 

Salazar Gaytán dijo que, no obstante, existen retos importantes en materia regulatoria, con una sobresaturación de requerimientos para poder avanzar en regulación de almacenes.

 

“Los registros sanitarios se han visto complejos en los últimos años, prácticamente Cofepris, hoy por hoy, en materia de dispositivos médicos está certificando poco más de tres mil dispositivos por año, lo que significa un gran avance para Cofepris porque en los últimos 3 o 4 años no habían logrado rebasar los mil 800 registros autorizados por año.

 

“Sin embargo, no ha sido suficiente, ya que para poder cumplir con una estabilidad en los próximos tres años, deberíamos de poder producir cerca de 8 mil certificaciones anuales, para así regularizar el rezago que tenemos; esto es todo un reto para para la industria y  contener este fenómeno de inversión de relocalización de almacenes y fábricas de dispositivos médicos”, añadió.

 


El también presidente de la Asociación Nacional de Proveedores de la Salud (ANAPS) mencionó que otro de los retos que tiene la industria de dispositivos médicos en materia de tecnovigilancia está en que México tenga preferecia para poder digitalizar el sistema de salud.

 

A nivel internacional existen ya normas que nos exige la digitalización y México tiene todavía un reto muy importante para lograr contener que todos estos organismos sean homólogos en materia de digitalización.


“Tenemos que regularizar las normas para que podemos ser compatibles con las normas internacionales para poder seguir creciendo con transparencia”, precisó.

 

Otro de los desafíos que existen en esta industria es cómo poder lograr que las inversiones se transformen en transferencia tecnológica y, a través de esta transferencia, se pueda incentivar al mercado mexicano y empresas mexicanas a desarrollar productos con marca sello mexicano y potencializar que esa economía se quede en México.

 

El directivo destacó que a pesar de esos retos, hoy por hoy de las 15 empresas fabricantes y exportadoras de dispositivos médicos más importantes que existen a nivel internacional, 13 ya tienen instaladas plantas producción en México.

 

Lo anterior, agregó, da lugar a pensar que en los próximos años, México podría pasar del lugar séptimo al quinto lugar a nivel mundial, en materia de exportación de dispositivos médicos.

 

“Esto nos compromete como sector y nos impulsa a seguir confiando en que México tiene el potencial para seguir avanzando”, enfatizó.

 

Informó que la capacidad de producción de dispositivos médicos en 2023 ascendió a 18 mil 139 millones de dólares, esto es 6.7 por ciento más de lo que se registró en 2022.

 

“Esto se debe a que a través de los tratados de libre comercio y los beneficios arancelarios, así como el costo de la mano de obra calificada que es más accesible en comparación con otros países. México representa poco más de 6 por ciento de ahorro en mano de obra calificada, que paises asiáticos e hindues, y un 30 por ciento de ahorro comparado con el principal consumidor de dispositivos médicos en el mundo que es Estados Unidos.

 

“Esto quiere decir que México está compitiendo con países sumamente desarrollados como China, Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Malasia, Japón. Hoy las empresas intenacionales y transnacionales de gran capacidad productiva que están pensando en aprovechar el nearshoring  en México están pensando en la franja froteriza de México”, concluyó Salazar Gaytán.

 

Resaltó que la telemedicina, la inteligencia artificial en el diagnóstico médico, el análisis predictivo en salud a través de Big Data, la realidad virtual y aumentada, el internet de las cosas aplicado a dispositivos médicos, la robótica quirúrgica, la biología sintética y la medicina genómica son algunas de las tendencias que están impactando al sector de los dispositivos médicos.

 

Ésta fue la segunda ocasión que se lleva a cabo la Medical Expo Guadalajara –y la sexta a nivel nacional– y superó a más del doble los resultados del año pasado, convirtiéndose en el evento más grande de Latinoamérica en educación y capacitación clínica y médica, al impartirse más de 300 conferencias y talleres y 40 congresos nacionales e internacionales  con más de 20 mil asistentes en 16 mil metros cuadrados 

 

Durante la conferencia de prensa también estuvieron presentes: Luis Camarena, director de Operaciones de Medical Expo; Enrique MartÍnez, director general de INEFAM; Luis Soto, presidente de la Asociación de Hospitales Particulares de Jalisco. Asì, como Ricardo Gómez, director general del Clúster de ingeniería Biomédica de Jalisco y José Luis García, presidente de Asmedis.

 

93 visualizaciones0 comentarios

Commenti


bottom of page