top of page
Buscar
  • Foto del escritorConexión Turística

“Four Seasons Tamarindo” revela su espíritu culinario y su asociación con la chef Elena Reygadas

· El enfoque culinario del resort parte de llevar los alimentos desde la raíz hasta el plato, mostrando la rica y diversa estacionalidad de la región en un ciclo de respeto por la tierra y sus productos. Cada restaurante es un concepto individual inspirado en su entorno.


Por Verónica Villegas


Four Seasons Resort Tamarindo, situado en una aislada península en las costas de Jalisco, imaginó un programa culinario inspirado en la rica herencia de México, en sus ingredientes indígenas y en sus distinguidas tradiciones. De esta inspiración y bajo el liderazgo del director culinario, Nicolás Piatti, nace la filosofía gastronómica del resort y sus tres restaurantes, Coyul, Sal y Nacho, que en conjunto invitan a los huéspedes a conectar con el legado culinario del país y a disfrutar de platillos con un carácter único.

El enfoque culinario del resort parte de llevar los alimentos desde la raíz hasta el plato, mostrando la rica y diversa estacionalidad de la región en un ciclo de respeto por la tierra y sus productos. Cada restaurante es un concepto individual inspirado en su entorno que ofrece una experiencia gastronómica con ambientes para distintas ocasiones y estilos.


A su vez, éstos se rigen bajo la ideología de Puro Talento Mexicano, una parte integral de Four Seasons Resort Tamarindo con el que se celebra el trabajo de los mexicanos en todas las disciplinas. Coyul es un claro ejemplo de ello, donde la reconocida chef Elena Reygadas utiliza la abundante cosecha del país para llevarla a la mejor expresión de la cocina mexicana moderna, con nuevas y emocionantes direcciones.


“Nicolás Piatti ha creado en Four Seasons Resort Tamarindo un viaje culinario inolvidable para que los huéspedes de todo el mundo huelan, toquen, prueben y se enamoren de los ingredientes de esta región”, dice Herve Fucho, Resort Manager de Four Seasons Resort Tamarindo. "Expandir nuestras aspiraciones culinarias al asociarnos con la galardonada chef Elena Reygadas se ajusta perfectamente a nuestro deseo de crear una experiencia gastronómica inigualable en Coyul, que es tan auténtica en México como única en Tamarindo”, puntualiza.

Una colaboración llamada Coyul

La chef mexicana Elena Reygadas, recientemente nombrada Mejor Chef del Mundo por The World's 50 Best Restaurants, es propietaria y visionaria de los distinguidos establecimientos Rosetta, la Panadería de Rosetta, Lardo, Café Nin y Bella Aurora. Su asociación con Four Seasons Resort Tamarindo trae a Coyul su talento y amor por la herencia culinaria de México, en el que es su primer proyecto fuera de la Ciudad de México.


Coyul presenta platillos inspirados en la vibrante biodiversidad de México, destacando los ingredientes tradicionales con un menú reconfortante y deliciosamente sorprendente. Por las mañanas, los huéspedes pueden deleitarse con la distintiva panadería de Elena creada a partir de técnicas artesanales y masa madre; además de un vasto menú de desayunos a la carta con platillos insignia como las enmoladas de plátano macho o la quesadilla de hoja santa con vegetales de la milpa. Al atardecer, los comensales sorprenderán a su paladar con platos como el huachinango con tamarindo y pepino, o pastas caseras como el tagliolini negro con pulpo en su jugo, ofreciendo una degustación de los ingredientes más queridos del Pacífico.

“Recuerdo que la primera vez que visité Tamarindo quedé impactada con la naturaleza que lo rodea. La vegetación desbordante, el canto de los pájaros, la majestuosidad de los acantilados y el poder del Océano Pacífico me dejaron sin palabras”, dice la chef Elena Reygadas. “Es un honor colaborar con el equipo de Tamarindo para crear un menú que fusiona mi estilo personal con la rica generosidad circundante”.

Sal, oda al mar

A solo unos pasos del mar y suspendido sobre la playa Majahua se encuentra Sal, un acogedor espacio con visitas inigualables que invitan a perder la mirada en lo profundo del horizonte al son del vibrante sonido de las olas. Sal es un homenaje al mar y un escaparate para resaltar los productos locales.



Mariscos y pescados obtenidos el mismo día por el buzo del resort o por pescadores de las comunidades aledañas son curados con maestría a base de sal artesanal proveniente de Cuyutlán, Colima, que, al mezclarse con ingredientes de temporada de la reserva, resultan en un menú de matices únicos. Sal brinda un relajado ambiente para compartir largas horas en la mesa, disfrutar de la creativa propuesta de mixología del bar y contemplar las cautivadoras puestas de sol de Tamarindo.

Nacho, el taco como inspiración

Una taquería de tonos casuales situada junto a la piscina del hotel es el vivo reflejo de lo que se produce en Rancho Ortega. Desde tortillas hechas a mano con el maíz que diariamente aquí se nixtamaliza hasta ingredientes recién cosechados como hongos, quelites y encurtidos, Nacho permite degustar los más tradicionales sabores de México en su más fresca expresión. Su menú presenta una amplia variedad de tacos, tlayudas y salsas del día, además de aguas de frutas frescas, destilados mexicanos y bebidas fermentadas.


De la semilla al plato

Rancho Ortega es una finca de 14 hectáreas situada dentro de la misma reserva de Four Seasons Resort Tamarindo y tiene como filosofía regresar a lo básico para respetar la generosidad de la región y su temporalidad. Este espacio está dedicado al cultivo y a la crianza de animales en un ciclo sostenible creando una profunda conexión entre los cocineros y la tierra. El clima costero de la reserva sustenta cultivos como maíz, caña de azúcar, jitomates, chiles, mangos, cítricos, café y agave azul, además de permitir la crianza de cabras, gallinas y cerdos.

"La ubicación y topografía única de Four Seasons Resort Tamarindo ofrecen acceso a una reserva de más de 1,200 hectáreas de tierra que respaldan nuestro programa de alimentos y bebidas basado en la sustentabilidad, la agricultura de temporada, los ingredientes mexicanos auténticos y el apoyo de los proveedores locales. En cada experiencia, nuestros huéspedes experimentan la cultura que hace de México un lugar único”, asegura el chef Nicolás Piatti.

Bebidas auténticas

El programa culinario del resort se expande hasta las barras de sus bares las cuales son tan solo la etapa final de toda una experiencia que se gesta desde un laboratorio de mixología en donde un talentoso equipo trabaja día a día en la creación de diferentes insumos que son la base de la coctelería del hotel. Una ingeniera en bioquímica brinda las bases para desarrollar bebidas fermentadas tradicionales creadas a partir de frutas, cítricos y hierbas de la reserva. Los bitters que se utilizan en los cocteles también son elaborados en casa aprovechando los ingredientes del rancho.

Ningún detalle pasa desapercibido y, buscando que las bebidas conserven por más tiempo su esencia, se ha creado la Habitación del Hielo, en donde diariamente se produce hielo cristalino que también ha sido intervenido por la creatividad del equipo. Flores, semillas, hojas y otros elementos de la reserva son colocados de forma artesanal en cada cubo de hielo imprimiendo así la personalidad de Tamarindo en los cocteles.

Hospedarse en Four Seasons Resort Tamarindo es una oportunidad para adentrarse en un viaje culinario por México a través de experiencias que son guiadas por un equipo de chefs, agricultores, pescadores, sommeliers y mixólogos, todas inspiradas en la riqueza de México y en el respeto por el origen de los productos.


39 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page