Buscar
  • Conexión Turística

Al ritmo actual de vacunación tomaría casi 6 años inmunizar al mundo contra Covid-19

· La AHF sostiene que este tiempo se puede acortar si los laboratorios farmacéuticos liberan o flexibilizan las patentes, lo que permitiría ampliar su acceso a más población, sostiene la AHF.


Por Victor Hugo Rubio




Al ritmo actual de vacunación contra el virus del Covid-19 -con cerca de 806 millones de personas inmunizadas en 7 meses- tomaría 5.8 años inmunizar con dos dosis al total de la población mundial, que actualmente asciende a 7 mil 837 millones de personas, advierten investigadores de instituciones educativas y especialistas organizaciones civiles.


De prolongarse la pandemia más años o décadas, resultarán millones de muertes más, daños aún mayores a la economía, pérdida de empleos y aumento de la pobreza, especialmente en los países pobres, lo cual se puede evitar con la liberación o flexibilización de las patentes, sostiene Aids Healthcare Foundation (AHF), la organización mundial más grande en la respuesta al VIH y Sida, que actualmente proporciona atención médica y otorga servicios a más de 1.5 millones de personas en 45 países.


El presidente de AHF, Michael Weinstein, subrayó que: “A pesar de que las naciones ricas dijeron al comienzo de la pandemia que todo el mundo recibiría vacunas, los países de bajos ingresos han recibido menos del 1% del total de las más de 950 millones de dosis que se han administrado en el mundo. Mientras los países más ricos acaparan egoístamente las vacunas, los expertos pronostican que será hasta fines del año 2022, cuando probablemente las poblaciones más vulnerables del mundo hayan sido vacunadas y su vida este a salvo”.


Ejemplo de lo anterior es que de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), hasta el momento sólo una de cada diez personas en América Latina y el Caribe ha completado su esquema de vacunación contra la COVID-19.


Ante esta situación, AHF impulsa la campaña Vaccinate Our World (VOW) “Vacuna Nuestro Mundo”, que convoca a miles de organizaciones, comunidad científica, líderes globales y ciudadanos para levantar juntos la voz contra la evidente inequidad en el acceso a las vacunas de Covid-19, con el slogan: “Si la inmoral disparidad en la distribución de las vacunas no te indigna, la grave amenaza que ello representa para el mundo sí debería”.


En América Latina y el Caribe, la mayoría de los países para acceder a las vacunas dependen del mecanismo conjunto COVAX, (creado por la OMS y la Iniciativa Mundial para las Vacunas y la Inmunización, GAVI), el cual ha sido muy lento debido a la falta de insumos de producción y procesos burocráticos de las compañías famacéuticas.


El Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló recientemente que el 87% de las más de 700 millones de vacunas administradas en todo el mundo han ido a países de ingresos altos o medios altos, mientras que los países de bajos ingresos apenas han recibido el 0,2%.


El panorama que se observa es preocupante si se toma en cuenta que los países de ingresos altos han vacunado en promedio a 1 de cada 4 personas, mientras que en los países de bajos ingresos sólo 1 de cada 500 personas ha recibido una vacuna Covid-19. De todas las vacunas producidas en el mundo, tres cuartas partes se concentraron en solo 10 naciones, y existen por lo menos 30 países que no han recibido una sola dosis de vacuna contra Covid.


La iniciativa VOW encabezada por AIDS Healthcare Foundation busca “sonar las alarmas” para evitar un escenario aún más catastrófico, si no se da un acceso igualitario a las vacunas Covid-19 a todos los países, en especial a los más pobres. Esta iniciativa de AHF plantea entre otros puntos que los países del G20 se comprometan a aportar 100 mil millones de dólares para financiar el esfuerzo global de vacunación y que las empresas farmacéuticas y gobiernos liberen o suspendan las patentes de las vacunas Covid-19 durante la pandemia.


Cabe hacer notar que Sudáfrica e India fueron los primeros países en proponer una exención de propiedad intelectual sobre las vacunas Covid-19. Su propuesta ha obtenido el apoyo de más de 100 países. Si se adopta, ayudaría a las naciones a superar las barreras legales que les impiden producir sus propias vacunas y poner al mundo en el mejor camino para derrotar la pandemia. Los miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC) acordaron iniciar negociaciones formales sobre cómo aumentar el acceso a las vacunas, pero tendrán que debatir propuestas en competencia, una con exención de patente, otra sin ella.


Finalmente, la AHF destaca que la organización sin fines de lucro Our World In Data, proyecto del prestigiado Global Change Data Lab, con sede en Reino Unido, considera que este tiempo de 5.8 años para inmunizar a la población total del mundo se puede acortar sólo y sí las farmacéuticas liberan o flexibilizan las patentes de las vacunas Covid-19, pues permitiría que otros laboratorios produzcan el biológico, disminuyendo los tiempos de espera y traslados de las vacunas, ampliar su disponibilidad y su acceso a toda la población.



11 vistas0 comentarios