Buscar
  • Conexión Turística

Iquitos, la puerta de entrada al río más caudaloso del mundo

La ciudad de Iquitos en Perú es una parada obligada para entender la cultura del Amazonas antes de embarcarse a una aventura a bordo de los cruceros Jungle Experiences Amazon River Cruises.

Visitar la Plaza de Armas, la catedral neogótica y la Casa de Fierro, diseñada por Gustave Eiffel, son algunas de las experiencias que el viajero no puede dejar pasar.



Iquitos, conocida como la “Venecia de la Amazonía”, está ubicada en Loreto, en la zona nororiental del Perú, y es la puerta de entrada al río más caudaloso del planeta. Aunque la ciudad fue fundada hace más de 150 años, no cuenta con acceso terrestre. Para llegar a ella hay que hacerlo a través de su principal afluente o por aire, con vuelos directos que parten de Lima o Cusco.


Para recorrerla, el viajero puede tomar un tour a bordo de un mototaxi, vehículo preferido por los locales, y en poco tiempo disfrutar de un paseo por la Plaza de Armas, la catedral neogótica, el malecón Tarapacá, observar las casas coloniales - herencia de la época del caucho que convirtieron a la ciudad en uno de los lugares más ricos del planeta a finales del siglo XIX - así como degustar platillos preparados con ingredientes de la ribera como el plátano, la yuca y el Macambo en los diversos restaurantes por los que se atraviesa.



Otra oportunidad que el aventurero no puede dejar pasar es conocer la Casa de Fierro diseñada por el famoso ingeniero francés Gustave Eiffel y adquirida en una exhibición por el cauchero Julius H.Toots para después ser trasladada a esta región del Perú en 1889. Hoy en día esta joya arquitectónica, considerada Patrimonio Histórico Cultural del país andino, ha sido restaurada para alojar un restaurante de nombre homónimo con platillos de fusión amazónica.


La visita al mercado de Belén resulta un imperdible para vivir los ecos del Amazonas. A través de sus puestos informales, las personas de la localidad exponen frutos exóticos como el camu camu y el aguaje, pescados de gran tamaño como el famoso Doncella - que llega a pesar hasta 300 kilos -, cola de caimán y plantas medicinales como el cordoncillo, una especie de anestesia natural. El antojito que no debe faltar es el juane, un envuelto en hoja de plátano preparado a base de pollo, arroz y ají.


Navegar en el Amazonas


Antes de adentrarse en una travesía por el impresionante río Amazonas, el viajero puede disfrutar de un descanso en el elegante hotel cinco estrellas Double Tree by Hilton que cuenta con 65 suites y habitaciones modernas, servicio de WIFI en cortesía, piscina al aire libre además de gimnasio: la mejor opción de hospedaje que brinda la empresa fluvial Jungle Experiences Amazon River Cruises al reservar alguno de sus cruceros.


Esta compañía tiene itinerarios que van de los 4 a los 8 días en Zafiro Luxury Amazon Cruise, embarcación de lujo, y de los 4 a los 7 días en La Perla, crucero de aventura, que ofrecen las mejores experiencias. Las actividades incluyen navegar al punto de encuentro de los ríos Marañón y Ucayali, donde nace el majestuoso Amazonas, la posibilidad de recorrer la Reserva Nacional Pacaya Samiria, un pantanal considerado uno de los lugares más ricos en biodiversidad de la región, el avistamiento de aves al amanecer, la pesca de pirañas, el nado con delfines rosados, y con más suerte, el encuentro con la anaconda verde.



Zafiro, preferido por los viajeros expertos debido a su diseño moderno y elegante, permite alojar a 40 personas a través de sus 19 suites donde destacan ventanas panorámicas, de piso a techo, que permiten apreciar la inmensidad de la Amazonía peruana desde un escenario íntimo y exclusivo. Su jacuzzi y bar al aire libre, sala de ejercicio, salón de lectura y área de spa son el complemento perfecto para tener un exótico y relajante recorrido.


La Perla, elegido por tener un espacio acogedor, tiene 14 cabinas con una capacidad máxima de 32 pasajeros. Su estructura rememora las clásicas embarcaciones de río combinada con un estilo minimalista que se hace presente en su sala de lectura, bar, área de hamacas al aire libre y cubierta de observación, ideales para no perderse de la abundante vegetación en un auténtico atardecer amazónico digno de una postal.


Ambas embarcaciones incluyen desayunos, almuerzos y cenas durante todo el recorrido con opciones culinarias del Perú como la Patarashca o el cebiche, bebidas nacionales preparadas a base de pisco y vinos internacionales.


¡Cualquiera que sea la decisión del viajero, no se arrepentirá!


10 vistas
  • facebook
  • googlePlaces
  • twitter

Petén 18, Narvarte, 03020, Ciudad de México, México

©2017  -  Updated Conexión Turística